miércoles, 30 de diciembre de 2009

Adiós a "Plutón B.R.B. Nero"

La serie de Alex de la Iglesia, "Plutón B.R.B. Nero", llega hoy a su fin. Tras su comienzo, el miércoles 24 de septiembre de 2008 (la serie se rodó en 2008, aunque la segunda temporada no se emitió hasta septiembre de 2009), la serie nos ha dado 25 capítulos, y esta noche nos dará a las 23:00 el 26.
Yo por mi parte echaré de menos a esta loca tripulación liderada por Antonio Gil, junto a Carlos Areces, Carolina Bang, Enrique Martínez, Manuel Tallafé, el gran Enrique Villén, y las videollamadas con Gracia Olayo, y Mariano Venancio como el Presidente de los Estados Unidos del Mundo, Mckulay Kulkin III. Por la serie se han dejado caer también grandes caras como las de Eduardo Antuña, Sancho Gracia, Terele Pávez, Isidro Montalvo, Bruto Pomeroy, Fele Martínez, Fernando Guillén, e incluso un cameo de Ramón García presentando las campanadas en Nochevieja.

Lo dicho, hasta el año 2530.

sábado, 19 de diciembre de 2009

Dios las caga y ellas se juntan

La cantidad de tiempo que hacía que no se actualizaba por aquí, y que se haga para hablar sobre mierda. Sí, porque es el tema que nos ocupa hoy, la mierda. Las 2 cagadas más grandes que la televisión ha tenido, Telecirco y la Innombrable, se fusionan, al parecer, para poder tener más capacidad de tortura hacia los espectadores, y poder satisfacer así sus extraños gustos, de introducir mierda en las cuencas oculares de los espectadores.
Y sí, sí, que algo bueno tendrán estas 2 cadenas: Telecirco tiene "Aída" y "La que se avecina", y la Innombrable tiene... ¿qué tiene? Espera, pensemos. ¿Difícil no? No, eso que estás pensando lo cancelaron hace 2 años ya. Cada día estoy más decidido a dejar de ver la tele, y eso que veo 5 cosas contadas.

viernes, 31 de julio de 2009

"Six Feet Under" Temporada 3: La Falsa Estabilidad

No entiendo muy bien las malas lenguas que decían y aseguraban que la tercera temporada de "Six Feet Under" ("A dos metros bajo tierra") bajaba la calidad de las dos anteriores, eso si, era difícil seguir la estela de la que para mí es la mejor de todas hasta ahora, la segunda. Puesto el punto y final a la tercera guinda de la serie creada por Alan Ball, tengo que decir que sí, es tan imprescindible como las demás, y también, que la serie sigue siendo emblemática y maravillosa en todos los sentidos. Tema principal de esta temporada, quizás más lineal para todos los personajes (Es por ello que también se critique y se diga que es más floja como temporada) es, el tema del falso equilibrio. Ese primer y magnífico (aunque extraño) episodio con el que se nos pone en expectación tremendista al espectador (genial el juego de la muerte-vida de uno de los personajes principales) para adentrarnos luego en unos episodios asentados, digo lo de asentados, porque todos los personajes siguen evolucionando en una edulcorada "realidad-equilibrada" que ellos mismos hacen ver, pero que en realidad oculta bastante, y no estalla del todo hasta el espectacular final de temporada (drama puro y duro, brutal, seco, distante, el final de temporada más tristes de la serie en mi opinión). El personaje de Nathe (Peter Krause vuelve a ser maravilloso, que maduración de su personaje, que final, impresionante su interpretación) expone quizás la base de la que toma riendas todos los personajes de la serie hacia esa supuesta "mascara" social de falsa estabilidad, Nathe se encuentra nuevamente atado a las normas, y paga el pato al final, ojo con su trama, realmente lo mejor de la temporada. En segunda posición Claire, que ve en la escuela de arte todos los problemas de la hipocresía mundial, en ella está el espíritu de la ingenuidad, pero también encontrando ese afán luchador por considerar la moral, Lauren Ambrose le da vida a Claire, volviéndola más interesante si cabe, un personaje que cada vez me gusta más y más, genial (por cierto el profesor de la escuela es toda una revelación dentro de lo que la serie critica también: El patetismo humano, genial, al igual que otro personaje nuevo de esta temporada, Russell, intepretado por Ben Foster, buen rol),. Ruth sigue siendo un personaje espiritual, pero esta vez conoce nuevas fronteras en el amor, sobretodo hacia el final de la temporada, la inclusión del fantástico actor Rainn Wilson (el inolvidable Dwight en la serie "The Office") da un juego bastante interesante.

Quizás lo único reprochable sea que el personaje de Brenda, siempre extraordinaria la actriz Rachel Griffiths, no aparezca hasta mediada la temporada, y ciertamente se nota, eso si, sus apariciones y el juego que da en el spint final, es para quitarse el sombrero. En resumidas cuentas una temporada fría que te revuelve las entrañas en más de un episodio (a mi me afectaron varios especialmente, no sabría explicarlo), introspectiva, tratando ese tema que quizás sea el que lleve la raza humana más pegado en la frente: la rutina y el equilibrio creado ante la evidencia de una decadencia sentimental y personal, esto se ve también en la complicada relación entre Keith y David, donde nuevamente Michael C. Hall deja claro que es fabuloso, su final de temporada, al igual que el del personaje de Rico (Freddy Rodríguez) es tremendo, no hay palabras. "Six Feet Under" abre un abanico muy frío para la cuarta temporada (aunque igualmente interesante) simplemente porque los personajes parecen más perdidos que nunca, más desesperados por encontrar ese equilibrio que aquí se expone pero esta vez de manera verdadera, pues no les será fácil creo pensar. La capacidad de sorpresa y mi admiración para esta serie se vuelven a hacer realidad, creo que eso es lo importante. Una tercera temporada que NO tiene altibajos, simplemente se desvía hacia caminos nuevos, igualmente interesantes, caminos que hay que pasar para comprender un poquito más la vida humana. No tiene desperdicio, hasta puede que inconscientemente (aunque siga predicando que la segunda temporada fue la más redonda) esta temporada sea la que más me ha afectado anímica y personalmente. Seguiremos ahora con la cuarta, veremos, por lo que m han dicho, ahora le toca el turno al tema sexual...je.

lunes, 8 de junio de 2009

Vuelve "La que se avecina"

Tras practicamente un mes anunciando que "La que se avecina" volvía proximamente, finalmente la tercera temporada comenzará este miércoles a las 22:15.
Sinceramente, creo que es una serie de las que peor trato está recibiendo por la factoría de Telecirco. Primeramente, por que el hecho de que exista esta serie fue porque dicha cadena se asoció con José Luis Moreno (productor de la serie) para conseguir quitar a Antena 3 la audiencia de la exitosa "Aquí no hay quien viva", la cual terminó el 6 de julio de 2006. El comienzo de la serie "La que se avecina" en un principio fue puesto para enero de 2007, pero no fue hasta el 22 de abril cuando empezó, finalizando la temporada el domingo 22 de julio, dando como resultado una temporada de 13 capítulos. Hasta el jueves 3 de abril de 2008 no volvió la segunda temporada y tras emitir 10 capítulos, el jueves 29 de mayo se emite un capítulo y después se hace una pausa que duró 6 semanas (para emitir la última temporada de "Los Serrano"), hasta el domingo 6 de julio, emitiendo 5 capítulos y terminando la temporada el 3 de agosto. Y ahora, la nueva temporada comenzará el miércoles 10 de junio, y en el caso de que no hagan ninguna pausa como la del año pasado, acabará el 9 de septiembre, es decir, que se emitirá durante todo el verano, lo que supondrá menos audiencia, y lo que luego supone oir cosas como "la serie no ha cumplido las espectativas esperadas", etc.

viernes, 22 de mayo de 2009

"Six Feet Under": Insuperable primera temporada

Otra de las series pendientes a comentaros es una que terminó ya hace tiempo (en concreto terminó con 5 temporadas en el año 2005) y que me habían recomendado encarecidamente. "A dos metros bajo tierra" o en su original título "Six Feet Under", creada por el guionista de la genial "American Beauty" el señor Alan Ball. Ya desde esa intro tan elaborada y con música de Thomas Newman, sabemos que estamos ante una serie atípica y diferente en el ámbito narrativo, pues así es. "A dos metros bajo tierra" no tiene viajes en el tiempo, asesinos, efectos para-normales, casos policiacos, pero a su vez, tiene todo eso y más, pues las tramas centradas en las vivencias de una familia de sepultureros en L.A. es sencillamente una maravilla. Recomiendo ver la serie por varios motivos esenciales: El primero y el más importante en mi opinión, es que se aprende con cada capítulo una lección impecable, ya sea de la vida, de la muerte (pues en la serie, vida y muerte se dan la mano de la manera más impecable, dura, cruda, sutil, sarcástica y a su vez bonita que he visto en una ficción audiovisual, además cada capítulo comienza con una muerte a cual más original y representativa que tendrá reminiscencia con alguna trama o personaje del episodio en cuestión) incluso se aprende narrativamente hablado, pues el guión en general de la temporada no engancha, vale, pero está tan bien escrito, tan bien expuesto y es tan clarividente que es magistral, todo funciona, todo encaja y es sencillamente una maravilla para meterse dentro, dejarse llevar y explorar nuestros límites, de eso se trata, os aseguro de que no os sorprenderá, pero vuestra boca se quedará abierta en muchas muchas ocasiones, esa es la manera de explicar esta serie tan sensacional.

Más temas de la serie: La perdición humana, la inseguridad y el miedo que conduce cada mente en la vida es un tema sumamente importante dentro de la serie, y así queda reflejado, la mediocridad que muestran los perfiles de algunos personajes es total, pero esto es la vida misma, chapó por eso. También el tema de la homosexualidad es un punto fuerte, tan criticada social y políticamente (dentro de lo político en este tema entra también la iglesia, un punto recurrente de esta temporada que tiene momentazos brillantes en el tema de la homosexualidad). La incomunicación, el amor tanto superficial como introspectivo, realmente está todo, los seres humanos que sientan que necesitan cierta espiritualidad con alguna que otra respuesta, no tienen más que ver la serie, encontrarán en ella puntos identificativos, es imposible (si se tiene un poquito de cerebro y si es humano claro, no veo yo a un merdellón conexionando con la no-linealidad de la historia que se cuenta en "A dos metros...") no conexionar. En definitiva, el culmen de la primera temporada no da para que deseemos ver de seguido la segunda, pero no va con esa pretensión, el final es tan impecable (el padre de familia subiendo las escaleras, mientras su familia parece al fin encontrar un falso equilibrio que deja muy oscurecida las tramas, pero de nuevo, real como la vida misma, y un amplio abanico argumental para desarrollar a continuación). Yo sin lugar a dudas estoy cautivado por esta serie que tiene uno de los mejores (por no decir los mejores) personajes escritos de una serie de televisión. Repartazo entre sus filas ( genial Michael C. Hall que me encanta, fabuloso Peter Krause, su novia en la serie, el curiosísimo y amplio papel femenino de Brenda interpretado por Rachel Griffiths, la madre, chapó porque es uno de mis personajes preferidos de la serie, la actriz Frances Conroy, Claire la adolescente de la serie genial también, en definitiva podría estar horas hablando de los personajes y tramas, pero no hace falta porque hablan por sí solas. ¿A qué esperáis (si no lo habéis hecho ya) para echarle una ojeada a "Six Feet Under"?.


"Lost": Quinta temporada, El incidente

Es habitual ya en el rinconcito de cine, que cada final de temporada de "Lost" yo haga la reseña sobre lo que me ha parecido la temporada en general. Mis ánimos estaban algo cálidos en la quinta y penúltima temporada de una de las series más intrigantes y drogadictivas del panorama televisivo. Tanto es así, que la sensación tras ver hace unos días el último capítulo, titulado: "The Indicent" (El incidente para los hispano hablantes) ha dividido un poco mis sentimientos hacia la serie creada por JJ Abrams. Para empezar, decir lo negativo de la quinta temporada, para mí, sinceramente, ha sido la más floja de todas (y eso que la segunda parecía llevarse la palma), cierto es que se han cerrado algunas tramas y se han descubierto un par de misterios (sí, solo un par, tampoco nos hagamos pajas mentales), pero creo que la temporada ha pecado de un error tremendo que nos ha hecho perder el interés semana tras semana, eso, y claro, la emoción que recogían los primeros episodios, o las anteriores temporadas. Os hablo de el guión, que ha sido alargado de tal manera, que parece que la fórmula engañosa hacia el público ha puesto de manifiesto que la quinta temporada vaya de aquí para allá, mareando mucho la perdíz, a los personajes (algunos como Jack, Kate o Locke, han sido tratados y evolucionados narrativamente hablando muy bruscamente y sin muchos condimentos, quizás Locke tenga muchas más posibilidades de recuperación en la sexta y última temporada, pero realmente donde lo han llevado, me disgusta bastante, espero equivocarme de cara al final). Engañoso porque hay capítulos y tramas que sobran completamente (como ese capítulo dedicado a Miles por ejemplo), o simplemente los giros y cambios argumentales son liosos (si,lo siento, no soy tan intelectual como el 200% de la población que ve Lost, yo como seguidor y fan de la serie, lo admito, me he perdido en ciertas partes y tenido que tirar de lectura ajena para aclararme con todo el lío padre de la trama).

Y si mi sensación al terminar cada capítulo ha sido la de: ¿¡Que cojones acabo de ver!? o la de decepción completa, también he de decir que ha habido algún que otro capítulo que ha devuelto un poco el espíritu que me entusiasmó en el pasado (destacando los episodios: 4, 7 y 15, 16 y 17 especialmente como los mejores de la temporada, el resto, carecen de emoción, todo sea dicho). Llegados a la Season Finale, el capítulo de hora y media (16 y 17 respectivamente) ha sido bastante acertado, pues se han abierto nuevas teorías (muy enfocadas a la ciencia ficción, algo que puede gustar más o menos, a mi la verdad, me deja indiferente, porque considero que Lost juega un papel más determinante en sus personajes que en la historia en sí, pero cada vez me decepciono más en este punto), se han cerrado otras, hay emoción al final, y sobretodo un aplauso para un genio, Michael Giacchino, compositor de la serie que se tira casi toda la hora y media ininterrumpida tocando temas y temas como un loco, genial y estupendo, consiguiendo emoción, esa emoción un tanto perdida ultimamente en la serie.

Finalmente ya sabemos que la sexta temporada pondrá el colofón final, sabemos que dirección ha cogido la serie (ciencia ficción), sabemos que habrá una lucha entre el bien y el mal, y yo espero que se trate con cierta dignidad lo ya creado anteriormente, los personajes y sus decisiones (pues parece que con todo el rollo de Jacob y el Antijacob de marras, los Oceanic son simples títteres, por favor no, entonces si que todo esto no hubiera servido para nada, espero equivocarme). Tengo miedo especialmente por imaginar la decadencia de una serie que ha tenido 4 temporadas geniales con sus mas y sus menos, y por otro lado (y después de cagarme en la madre que parió de los guionistas en esos 20 segundos finales del último episodio) tengo ganas de ver como terminará todo en el 2010, la sexta temporada en realidad puede ser genial o no, lo que sé también, es que la quinta podría haber sido la sexta, me explico: La sexta tendrá los capítulos que explicarán bien los motivos, las líneas argumentales. No estirará la sombra de la estatua (xD) más de lo debido amigos, veremos.


miércoles, 13 de mayo de 2009

Los de Cuatro son peores de lo que creía

Hace un tiempo, la innombrable estrenó un reality en el que una familia española debía convivir con una tribu indígena, lejos de sus hogares. Según pude ver el domingo, en el programa se incluían sacrificios de animales (palomas a las que se les rompe el cuello y cosas así) y que eran los niños de la familia española quienes debían hacerlo, para no ofender, según los indígenas, a los espíritus.
Según informa hoy El Mundo, esos bosquímanos fueron sacados de sus casas para instalarlos en otras que no son las suyas, lejos de sus tierras de cultivo, y haciendo que los niños abandonen el colegio durane un mes.

Vamos, que son una gente de puta madre.

domingo, 5 de abril de 2009

Telecinco negocia fichar a Paco León

Según informa FormulaTV, Telecinco está negociando hacer un contrato de cadena a Paco León para evitar que deje "Aída" y se vaya a otra serie.
Al parecer, la serie que produce Nacho G. Velilla no pasa por su mejor momento. Se llegó a oir que Telecinco planeaba cancelarla, aunque han dicho que se trata de "un rumor infundado". Eso sí, están negociando bajar el precio de los episodios debido al alto precio de cada uno. Si fuera determinada cadena de mierda ya habrían cancelado la serie, como ya hicieron con otra de la gente que hace "Aída".
Por otro lado, como decíamos al principio, la cadena planea hacerle un contrato de cadena a Paco León, ya que ha comentado su intención de dejar la serie (algo malo para esta, debido a que esta misma temporada se ha ido la actriz que interpretaba al personaje que daba título a la serie). En el contrato estaría incluido el que Paco trabajara en producciones cinematográficas producidas por la cadena.
Veremos en que queda la cosa.

viernes, 27 de febrero de 2009

Desorden en Casa Vasile

Los de Telecinco ya no saben lo que hacen. Antes eramos nosotros quienes no lo sabiamos, pero ahora no lo saben ni ellos.
Hace unas semanas, la cadena decidió quitar "Aída" de los domingos para pasarla a los martes, y en el lugar dominical de "Aída" poner el último capítulo de la temporada de "Hospital Central" (serie que siempre se ha emitido entre lunes, martes, miércoles y jueves), y posteriormente comenzar a emitir la nueva serie de José Luis Moreno, "¡A ver si llego!".
Dado que la serie de Moreno no ha tenido la audiencia esperada en casa Vasile, se anunciaba que Telecinco la retiraba del domingo (sin decir que hará con los capítulos rodados, sólo que de momento paraliza su rodaje) para emitir la nueva temporada de "Hospital central". Nada más lejos de la realidad. Según ha informado hoy FormulaTV, este domingo se emitirán 3 reposiciones de "Aída", y a partir de la semana que viene volverá a ocupar el día de emisión, que desde que su predecesora "7 vidas" comenzase el 17 de enero de 1999, se emitía los domingos.

martes, 17 de febrero de 2009

José Luis Garci vuelve a la televisión

Como ya hiciera hace unos años en La 2 con "Qué grande es el cine", Garci vuelve con otro programa de cine presentado y dirigido por él. "Cine en blanco y negro", que así se llamará el espacio, se emitirá en Telemadrid a partir de este viernes, empezando con la película de Billy Wilder, "Testigo de cargo".
El formato del programa será muy similar al de "Qué grande es el cine". Empezará con una introducción con sus invitados, posteriormente el film, y después un coloquio de 45 minutos.
Algunos de los directores que se dejarán caer por la programación serán Alfred Hitchcock, Billy Wilder, Charles Chaplin, John Ford, Jean Renoir, Max Ophüls, Vittorio de Sica, Federico Fellini, Sergei M. Eisenstein, Luis Buñuel, Luis García Berlanga, Akira Kurosawa, Yasujirō Ozu y Kenji Mizoguchi.

miércoles, 4 de febrero de 2009

"El día de la Bestia" esta noche en La 2

Si la memoria no me es infiel, creo recordar que desde enero de 2003 no echaban esta obra maestra de Alex de la Iglesia. Fue en Telemadrid cuando la echaron, por ser la época de los Goya.
Por fin la vuelven a emitir en televisión, ya que del bueno de Alex las que más suelen emitir -y en muy pocas ocasiones- son "Perdita Durango", "La comunidad" y "800 balas", esta última la emitieron el miércoles pasado.
Pues eso, esta noche ya sabéis, "El día de la Bestia" a las 22:00 en La 2.

martes, 3 de febrero de 2009

El Gran Wyoming se enfada





Así confirman determinadas cadenas la información que les dan.
Que grande Wyoming. Menudo.

miércoles, 21 de enero de 2009

"W.".


En general, Oliver Stone es un cineasta cuyas películas te producen desprecio o admiración. En mi caso es mas bien lo segundo. Pero en otros trabajos suyos te deja un sabor de boca agridulce, algo confuso, dudoso, pero al final con el tiempo y reflexión sacas una conclusión normalmente positiva. Esto me ha pasado con los últimos trabajos del director sobre todo, como fue el caso de "Alexander", "World Trade Center" y ahora con "W.".

La verdad es que me costó al comienzo conectar con la peli y su personaje, debido al odio especial que le tengo a la figura. Sin embargo, a medida que va avanzando el relato, sentía un mayor placer, optimimo y atención a este. Y me di cuenta de que Stone y compañía no había hecho un gran trabajo, pero sí un trabajo notable.

Como ha pasado con casi todas sus pelis, y más aún con las últimas, Oliver Stone ha dividido la opinión de todo el mundo en dos partes.

Creo que, al contrario de lo que he leído por ahí, la peli es objetiva en su mayor parte (o al menos lo intenta), y refuerza a la vez lo que parte de la gente (porque hay muchísima gente que lo ama, aunque no lo crean) piensa de esta figura. La peli refuerza, en parte, la opinión que se tiene de él; pero no creo que en ningún momento critique de una manera muy negativa a George W. Bush; considero incluso que los seguidores del personaje no se tendrían que sentir insultados con la peli. Creo que, a pesar de algunas licencias cinematográficas, el film es lo bastente fiel a quien es y como es el personaje.

Hay considerar, que la peli se mueve entre el género del drama, la parodia o comedia y el melodrama; pero nos cuenta las cosas tal como pudieron ser. No es exactamente un retrato psicológico del personaje. Yo estoy seguro, que este es el biopic que se merece Bush Jr. Dentro del film no se le insulta, pero no se le idolatra; no amas al personaje, pero tampoco lo odias... Por lo que, la conclusión a la que llego es que el film consigue ser bastante objetivo e incluso respetuoso. Cosa que pasa en todos los biopic que ha realizado Oliver Stone; figuras tan diversas en películas tan diferentes como "The Doors", "Nixon" o "Alexander", siempre muestra un relato fiel del personaje, sin atacarle y sin defenderlo. Stone en todas sus películas muestra las cosas tal y como son, sin manipulaciones, sin mentiras; el se limita solamente a contar lo que es una postura muy acertada y sólida ("JFK", "Nacido el 4 de Julio"). Lo que pasa es que hay mucha gente que no quiere verlo o no está de acuerdo.


Centrándonos mas en el film, destaco las acertadas y mas que correctas interpretaciones de todos sus interpretes. Josh Brolin realiza uno de lo mejores papeles de su carrera, no entra en lo fácil a la hora de desarrollar su personaje, vemos el lado dramático, cómico, estúpido, odioso, paródico, sincero, hipócrita y humano de Bush Jr. En cuanto, al resto, algunos destacan mas que otros, como James Cromwell (fantástico Bush padre), Richard Dreyfuss o Jeffrey Wright (de mis favoritos), para crear toda la gala de personajes políticos o familiares que rodean a la figura, y se complementan a la perfección.
También tengo que destacar que la peli no aburre, su montaje, al principio confuso, me pareció muy acorde con lo que se quiere contar, como si fueran distintos episodios, que parece que no tienen relación pero se demuestra todo lo contrario, así como la manera tan correcta en la que da los saltos en el tiempo. Los diálogos, en ocaciones largas conversaciones sobre política exterior o sobre las metas del personaje, están muy bien y dan mucho juego. Me gustaron sobre todo en este sentido, casi todas las escenas de Bush padre e hijo o las que guardan relación con la guerra de Irak.

Por cierto, su final, con sus últimas cuatro escenas, me pareció magistral; muy sutiles y que dan todo el sentido al resto del film. Ya solo por este final, el film se merece unos cuantos aplausos.


Lo mejor: Los actores (sobre todo los mencionados), el guión con su acertado y fiel tratamiento del personaje llevado a la ficción y sus diálogos; el buen hacer de Stone en cuanto ritmo, fidelidad y puesta en escena; el montaje; su parte final.

Lo peor: Es muy fácil que decepcione; dividirá muchísimo a la gente que la vea; puede molestar que a veces parezca paródica y otras veces dramática; podemos creer que no cuenta nada nuevo.


Por último, decir que no se trata de una obra maestra ni de un gran film, pero es una peli mas que correcta, notable y es el biopic que se merece su personaje. Sería muy curioso, la percepción que tendríamos del film, sino supiéramos nada o casi nada de George W. Bush.


Lo de puntuar una peli cada vez más me parece algo absurdo al ser muy relativo y algo estúpido, pero bueno, para que os quedéis tranquilos:

Un 8,5.